Los trenes y las megaciudades

trenes y megaciudades

Los trenes y las megaciudades

El término megaciudades se refiere a aquellas con más de 10 millones de habitantes. El número de estas aumentó de 14 en 1995 a 29 en 2016, según la ONU. Esta tendencia sigue creciendo. De acuerdo a varias predicciones, para el  2050, alrededor del 75% de la población mundial vivirá en áreas urbanas.

 

 

Medios de transporte en las megaciudades

 

Es así como con tanta gente atestada en las ciudades, es probable que los autos de propiedad individual se vuelvan raros. El futuro del transporte cambiará a sistemas de tránsito rápido masivo como los trenes. Pero aquí está el desafío. Muchas de las ciudades de más rápido crecimiento del mundo están ubicadas en países asiáticos y africanos. En donde actualmente existe poca o ninguna infraestructura de transporte subterráneo.

 

 

Las redes de tránsito necesitan ser flexibles

 

Lo que necesitan estas megaciudades emergentes son redes de transporte que puedan construirse más rápido que los sistemas ferroviarios convencionales. Esto a un costo menor.

 

A diferencia de los tranvías y trenes convencionales. Estos sistemas utilizan neumáticos de goma en superficies pavimentadas en lugar de rieles. Estos vehículos pueden viajar a través de curvas más cerradas y subir pendientes más pronunciadas que los trenes tradicionales. As así como se permiten una mayor flexibilidad en la planificación de rutas.

 

Igualmente crucial es el hecho de que la infraestructura en la que viajan estos vehículos. Un simple sistema de barras de guía en lugar de rieles. Así, se puede construir más rápido que los sistemas convencionales, son mucho más baratos y tiene menores costos de mantenimiento.

 

Trenes en todo el mundo

 

Un gran número de trenes de pasajeros automatizados operan actualmente en los aeropuertos. Estos sistemas, diseñados para transferencias cortas, tienden a funcionar a velocidades relativamente bajas. Esa lentitud no funcionará para las megaciudades, que aumentan la expansión urbana a medida que continúan creciendo.

 

Cuando las megaciudades se elevan hacia arriba, también se elevarán hacia el exterior. Lo que significa que cada vez más personas tendrán que viajar distancias más largas a través de la ciudad. Reconociendo esta futura demanda, se deben de desarrollar sistemas más veloces. 

 

Los sistemas de alta velocidad son una solución eficaz a la congestión del tráfico causada por el rápido desarrollo económico de las ciudades.  Esto está destinado a desempeñar un papel clave para satisfacer las futuras necesidades de transporte.

 

Fuente: Forbes

 

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web