Por qué las infografías funcionan tan bien

Expreso UMOV > Estación Geek  > Ciencia  > Por qué las infografías funcionan tan bien
Las infografías resultan muy atractivas

Por qué las infografías funcionan tan bien

Los contenidos visuales, como las infografías, son herramientas a través de las cuales los conceptos o ideas clave quedan mejor arraigadas en la mente.

 

También tenemos a las imágenes o los videos, que son otro elemento de apoyo muy útil. Pero volviendo al caso particular de las infografías, funcionan demasiado muy bien porque no son exhaustivas.

 

Son tan funcionales que la mayoría de las personas comprenden sus contenidos de manera casi instantánea. Y es que existen muchas razones por las cuales los cerebros prefieren ese tipo particular de contenidos.

 

A continuación se enlistan algunos motivos de por qué las infografías gozan de mucho éxito.

 

  • El cerebro humano ocupa más del 50% de su capacidad en el proceso visual. 70% de los receptores sensoriales están alojados en la vista. Esto se refleja en la habilidad de procesar una escena visual en menos de 0.1 segundos.

 

Debido a estos números, el uso de la información visual va en aumento. Ya sea que se utilice en literatura, Internet u otros medios.

 

  • 150 milisegundos es el tiempo que el ser humano tarda en procesar un símbolo, y 100 milisegundos más en darle un significado.

 

Las infografías funcionan muy bien porque no resultan exhaustivas

 

  • Las infografías son muy nobles, por decirlo de alguna manera. Evitan el exceso de información, dado que todo el tiempo estamos expuestos a una infinidad de datos.

 

Gracias a las infografías, en la actualidad se recibe y procesa más información que en el pasado.

 

  • En promedio, una persona sólo lee el 28% de las palabras en una mirada.

 

  • Diversos expertos afirman que se incrementa en un 80% el interés de una persona al ver colores llamativos. Lo que da como consecuencia que aumente la intensidad con la que se lee.

 

  • Al leer texto, solo se comprende el 70%, pero el llega a ser de 95% cuando se trata de una infografía.

 

  • Es más fácil recordar aquello que se ve. La retención a través de la vista es de un 80%, 10% de lo que se escucha y tan sólo del 20% cuando se lee.

 

Por todo lo anterior mencionado, las infografías son fáciles de digerir, resultan muy atractivas y suelen ser divertidas. Incluso para compartirlas.

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web