Cómo tomar vino

El vino, tal como se conoce hoy en día, es una bebida alcohólica procedente de la fermentación del zumo de uva, la cual se produce gracias a la acción de las levaduras presentes en las cortezas de las uvas.

 

El nombre vino procede del latín vinum , que se cree que procede del griego oinos e incluso del sánscrito vêna. Los tipos de vino que casi todos conocemos son fundamentalmente tres: tinto, blanco y rosado.

 

Pero hay más, como es el caso de los vinos espumosos o los vinos generosos. Desde siempre, los vinos se han servido para acompañar las comidas, se considera que al estimular el apetito y desinhibir, contribuyen al placer y bienestar de los comensales y, por las características propias, enriquecen la «paleta» de sabores.

 

A este paso se le conoce como “maridaje”: que quiere decir es la perfecta combinación de comida con vinos; o en palabras sencillas es la manera de unir la comida con una bebida y entre si estas se disfruten de mejor manera.

 

Antes de comer (aperitivos) se suelen tomar vinos fríos o vinos con carácter y en pequeñas cantidades para que el paladar se concentre en los platos que llegarán a continuación, un cava, un champagne (no milesimado) o un blanco ligero son ideales.

 

Por el contrario si vamos a tomar un vino sin más, a secas, lo mejor es uno no muy dulce y de carácter neutro. La ocasión puede influir mucho en el vino, en verano nos dejamos tentar por vinos blancos frescos y afrutados, mientras que en invierno se prefiere el calor de un tinto robusto o un blanco con carácter.

 

Para comidas al aire libre, terrazas y en especial para ensaladas se suele usar vinos rosados como el Cigales o rosado de Navarra.

 

Como principios fundamentales son tres aspectos básicos que es el color, la densidad y el aroma. Uno es libre de elegir si es primero el vino o el alimento pero se recomienda elegir primero el alimento para poder privilegiar el vino al alimento y componer en consecuencia el menú.

 

A continuación te dejo unos maridajes recomendados para el maridaje ideal, si es de tu parecer también pedir recomendación antes de tomar cualquier elección.

✔ Anchoas: Jerez fino, vinos blancos y rosados o tintos españoles.

✔ Buey asado: rioja reserva, ribera del Duero, saint-émilion, pomerol.

✔ Buey estofado: cariñena tinto, cotes de Bourg, fitou.

✔ Callos: penedés semiseco, Chardonnay, corbiéres, macon.

✔ Capón: Chardonnay, penedés, somontano, rioja.

✔ Carne parrilla (churrasco, asado): rioja, penedés, cabernet Sauvignon, fitou.

✔ Cerdo asado: cotes-du-rhone, macon, anjou, barbera.

✔ Charcutería: rioja alavesa joven, tavel rosado, lambrusco seco.

✔ Cordero asado: rioja reserva, ridera del Duero, cabernet Sauvignon del penedés.

✔ Ensalada: blancos ácidos (godello gallego), chenin blanc del loira.

✔ Fabada asturiana: tintos de tempranillo, garnacha y cariñena.

✔ Langosta o bogavante: cava, champagne, albariños gallegos.

✔ Langostinos y gambas: blancos gallegos.

✔ Mariscos: blancos gallegos.

✔ Pasta (salsa en carne): vinos italianos, lambrusco.

✔ Pasta (salsa hierbas, quesos, marineras): vinos blancos.

✔ Pescados: albariños y godellos

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website