Lidiar con personas tóxicas de forma inteligente

Lidiar con personas tóxicas de forma inteligente

Lidiar con personas tóxicas de forma inteligente

Las personas tóxicas desafían la lógica. Algunos no son conscientes del impacto negativo que tienen sobre quienes los rodean. Mientras, otros parecen sentirse satisfechos al crear el caos. De cualquier manera, crean una complejidad innecesaria. Además de conflictos y, lo peor de todo, estrés.

 

Los estudios han demostrado que el estrés puede tener un impacto negativo duradero en el cerebro. La exposición a este compromete la efectividad de las neuronas en el hipocampo. Esta es un área importante del cerebro responsable del razonamiento y la memoria.

 

Las semanas de estrés causan daños reversibles a las conexiones neuronales. Mientras,  los meses de estrés las pueden destruir de forma permanente. Cuando el estrés se sale de control, el cerebro y su rendimiento sufren.

 

 

Todo está en la estrategia

 

Existen numerosas estrategias efectivas que emplean las personas exitosas cuando tratan con personas tóxicas. Para hacerlo de manera efectiva. Es necesario un enfoque que permita, en general, controlar lo que se pueda y eliminar lo que no se pueda. Lo importante a recordar es que cada quien tiene el control de sí mismo. 

 

 

Las personas tóxicas

 

Este tipo de personas tienen a enfocarse en sus problemas y no pueden concentrarse en soluciones. Por ello, quieren que los demás se unan a su fiesta de la compasión para que puedan sentirse mejor con ellos mismos. La gente a menudo se siente presionada para escuchar a los que se quejan porque no quieren que los vean como insensibles o groseros. Pero hay una línea muy fina entre prestar un oído comprensivo y ser absorbidos por su negativa espiral emocional.

 

 

Mantenerse al tanto de las emociones

 

Mantener una distancia emocional requiere conciencia. A veces, se encontrará en situaciones en las que tendrá que reagruparse y elegir la mejor manera de avanzar. Esto está bien y no debes tener miedo de comprarte algo de tiempo para hacerlo.

 

Cuando te encuentras con un compañero de trabajo que se dedica a pensar de forma tóxica. A veces es mejor simplemente sonreír y asentir. Si vas a tener que arreglarlo, es mejor darse un poco de tiempo para planificar la mejor manera de hacerlo.

 

Fuente: Forbes

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web