Estamos viviendo una emergencia climática ya que la naturaleza es crucial para sobrevivir. La humanidad está atestiguando, sin embargo, la destrucción prolongada de la naturaleza y por lo tanto el ímpetu por un mundo diferente ha comenzado. En todas partes, las comunidades se están uniendo para luchar en contra del cambio climático y proteger nuestro planeta.

En la última década, muchos movimientos civiles han emergido pidiendo cambios en el comportamiento humano por el medio ambiente. El planeta está sufriendo una degradación extrema y destrucción de sus ambientes y ecosistemas que pueden afectar a los humanos y todo lo que tenga vida en la tierra, para siempre.

Tal como los humanos sienten que demasiados desastres medioambientales están ocurriendo. Aumento de los niveles del mar, incremento en los incendios forestales, ciclones y fenómenos climáticos extremos. Científicos alrededor del mundo han establecido que los humanos son el principal actor de dicha perturbación ambiental y que, a la luz de este hecho, es posible contrarrestar la emergencia.

El 97% de los científicos del clima que publican activamente están de acuerdo en que el cambio climático está ocurriendo y que las actividades humanas son causa de él (NASA, 2020). La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera está directamente vinculada a la temperatura de la Tierra una concentración en aumento de gas de efecto invernadero ha sido detectada desde la Revolución Industrial y la quema de combustibles fósiles.

Algunos de los principales impactos de la emergencia climática

  • Aumentos de la temperaturas y niveles del mar.
  • Contaminación.
  • Pérdida de biodiversidad, deforestación y desertificación.

 

 

Lo que se debe comenzar a hacer es tomar acciones decisivas y cambios en la política ya que necesitan ser llevados a cabo a fin de combatir efectivamente el cambio climático.

Las emisiones de gas de efecto invernadero necesitan reducirse en 7.6% cada año desde ahora hasta 2030. Cada año fallamos en actuar, cuanto mayor es la dificultad para recuperar el daño y el costo por reducir las emisiones aumenta. El Acuerdo de Paris ha demostrado ser insuficiente respecto a sus objetivos de 2015 de limita el aumento de la temperatura global a no más de 2°C por encima de los niveles preindustriales.

Los objetivos serán reconsiderados en 2021 por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26). En la COP26, si lo estados no acuerdan y cumplen los objetivos más efectivos, el mundo seguramente enfrentaría un aumento en las temperaturas superior a 1.5°C. El problema es que los países no están en camino de cumplir las promesas que han hecho.

El planeta necesita desesperadamente un cambio rápido a cero emisiones netas de carbón, para terminar con la emergencia climática que estamos viviendo. Un crecimiento en la cantidad de energía procedente de recursos renovables y la rápida desaceleración de la dependencia de combustibles fósiles (UN environment programme, 2020).

Es nuestro deber cuidar el medio ambiente ya que se basa principalmente en que el bienestar humano depende de las buenas condiciones de nuestro mundo y su sistema. El medio ambiente, es la totalidad de espacios biológicos de la tierra junto con los seres vivos que los habitan.

¿Quieres saber más? ¡Entra aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.