Publicidad y relaciones públicas

Si eres una persona creativa y comunicativa a la que le gusta entablar relaciones con la gente, además de la parte comercial, publicidad y relaciones públicas pueden ser tu ideal de futuro. Mientras que la publicidad se centra más en la estrategia de ventas, las relaciones públicas suelen transmitir más confianza porque aparentemente giran en torno a los usuarios, tienen un objetivo social de fortalecimiento del vínculo con su público que acarrea consecuencias económicas.

 

 

No obstante, son más los puntos que las acercan que aquellos que separan la publicidad y relaciones públicas, y es que ambas formas de comunicación pretenden promocionar un producto o servicio. Ambas profesiones implican un profundo conocimiento del mercado: comportamientos de consumo, perfiles de los usuarios, tendencias…

 

 

Y ambas, publicidad y relaciones públicas, están muy vinculadas con la Sociología, la Antropología y la Psicología a la hora de tratar con los públicos, estudiando cuestiones como la construcción de comunidades, los métodos de dinámica grupal, motivaciones, etc.

 

 

Estos dos conceptos se suelen confundir porque la publicidad habitualmente se utiliza como vehículo de comunicación dentro de las relaciones públicas, mientras que estas últimas suelen respaldar las campañas publicitarias.

 

 

Además, no se suelen dirigir al mismo tipo de público. Normalmente, la publicidad tiene como destinatarios audiencias externas, como pueden ser los propios consumidores. Por otra parte, las relaciones públicas van dirigidas a públicos más específicos como accionistas, proveedores, líderes de opinión, medios de comunicación… además de los propios trabajadores de la compañía.

 

 

La publicidad se considerada una parte del marketing, pero tiene un alcance tal que es difícil definir este concepto. No obstante, Kotler y Armstrong, en Fundamentos de Marketing, la definen como “cualquier forma pagada de presentación y promoción no personal de ideas, bienes o servicios por un patrocinador identificado”. The American Marketing Association era más breve al definirla como “el arte de decir y vender”.

 

 

Existen muchos tipos de publicidad e innumerables formas de clasificarla. Una de ellas aparece en el libro Mercadotecnia, de Laura Fischer y Jorge Espejo. En él dan a conocer 10 formas que, a su vez, cuentan con varias subdivisiones. Entre ellas se encuentran la publicidad subliminal, la social y la propaganda.

 

 

Las relaciones públicas, según la International Public Relations Associations (IPRA) son “una actividad de dirección de carácter permanente y organizado por la cual una empresa o un organismo privado o público busca obtener o mantener la comprensión, la simpatía o el concurso de aquellos con los que tiene o puede tener que ver”.

 

 

Una de las áreas de las relaciones públicas —publicity— tiende a ser confundida con la publicidad. No obstante, la primera surge como un resultado orgánico, es decir, no pagado. El logro de aparecer en los medios de comunicación viene de la mano de una buena gestión y no de un factor económico.

 

¿Te gustaría saber más? ¡Entra aquí!

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web