¿Cómo hacer un ensayo?

cómo realizar un ensayo

Un ensayo es un escrito extenso que presenta y apoya una tesis o proposición. La palabra «ensayo» deriva de la palabra latina «exagium», que significa la presentación de un caso. Cuando escribe un ensayo se está defendiendo la validez de un punto de vista. Analizando la situación e interpretándola de acuerdo a un conjunto de hechos y procedimientos.

 

Existen muchos tipos de ensayos:

 

  • Descriptivos
  • Sinópticos
  • Analíticos
  • Exploratorios
  • Académicos

 

 

El ensayo académico

 

Escribir un ensayo académico significa transformar un conjunto coherente de ideas en un argumento. Debido a que los ensayos son esencialmente lineales. Estos ofrecen una idea a la vez, así que deben presentar sus ideas en el orden que tenga más sentido para el lector. Estructurar con éxito un ensayo significa prestar atención a la lógica de un lector.

 

El enfoque de un ensayo predice su estructura. Dicta la información que los lectores necesitan saber y el orden en el que necesitan recibirla. Por lo tanto, la estructura de su ensayo debe ser necesariamente única a la afirmación principal que está haciendo. Aunque hay pautas para construir ciertos tipos de ensayos, no existe una fórmula establecida.

 

 

Las partes de un ensayo

 

Un ensayo contiene diferentes tipos de información. A menudo ubicados en partes o secciones especializadas. Incluso los ensayos cortos realizan operaciones diferentes: presentar el argumento, analizar datos, plantear argumentos en contra y concluir.

 

Las introducciones y conclusiones tienen lugares fijos, pero otras partes no. Los argumentos, por ejemplo, pueden aparecer dentro de un párrafo o como una sección independiente. El material de fondo a menudo aparece al principio del ensayo, entre la introducción y la primera sección analítica. Pero también puede aparecer cerca del comienzo de la sección específica a la que es relevante. Es útil pensar en las diferentes secciones del ensayo como una respuesta a una serie de preguntas que el lector podría hacer cuando se encuentre con su trabajo.

 

 

«¿Qué?»

 

¿Qué evidencia muestra que el fenómeno descrito por tu trabajo es verdadero? Para responder a la pregunta, debes examinar la evidencia, demostrando así la verdad de tu afirmación. Esta sección aparece al principio, a menudo directamente después de la introducción. Ya que, básicamente, estás informando de lo que has observado. No deberías ocupar mucho más de una cuartilla de tu ensayo terminado.

 

 

«¿Cómo?»

 

El lector también querrá saber si las afirmaciones de tu trabajo son ciertas en todos los casos. La pregunta correspondiente es «cómo»  ¿Cómo afecta la introducción de nuevo material, una nueva forma de ver la evidencia u otro conjunto de fuentes, a las afirmaciones que estás haciendo?

 

Por lo general, incluirá al menos una sección de «cómo». Esta sección  aparecerá después del «qué», pero ten en cuenta que puede complicar el argumento varias veces dependiendo de su longitud.

 

 

«¿Por qué?»

 

¿Por qué tu interpretación de un fenómeno es importante? Esta pregunta aborda las mayores implicaciones de tu trabajo. Permite a los lectores entender el trabajo dentro de un contexto más amplio. Al responder «por qué», estarás explicando su propio significado. Aunque puede hacer un gesto a esta pregunta en su introducción, la respuesta más completa pertenece correctamente al final. Si lo dejas fuera, los lectores experimentarán tu trabajo como inacabado, o, peor aún, como inútil.

 

 

Fuente: Harvard College

 

 

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web