Cómo ser un gran aprendiz

Cómo ser un gran aprendiz

Cuando se trata de ser un buen aprendiz, hay algunas cosas que deben tenerse en cuenta. Un aprendiz está constantemente consciente y mejorando sus habilidades. El papel del mentor también es importante.  Si los dos engranajes encajan, puede convertirse en una relación increíblemente valiosa.

 

 

Un buen aprendiz sabe escuchar

 

Epicteto,  filósofo griego, de la escuela estoica dijo: “Tenemos dos orejas y una boca para que podamos escuchar el doble de lo que hablamos”. Esta filosofía es clave para establecer una relación de mentoría beneficiosa. Un buen aprendiz puede maximizar los beneficios de esta relación solo por ser un buen oyente.

 

 

Mente abierta

 

La escucha efectiva es solo una parte de la ecuación. Los aprendices también deben ser receptivos a las ideas que pueden impulsar el crecimiento. Si bien no es necesario que escuches ciegamente cada palabra pronunciada por tu mentor, no seas terco ni complaciente.

 

El rol de un mentor es proporcionarle a un aprendiz herramientas para crecer. A menos que estas herramientas se utilicen, o incluso se consideren, no habrá crecimiento. Debes estar preparado para dar la bienvenida al consejo de los experimentados. Será su responsabilidad contribuir al crecimiento de la profesión legal. Ten en cuenta que lo que funciona para una persona no siempre funciona para otra.

 

 

Aceptar comentarios

 

Escuchar al mentor cuando le ofrezca retroalimentación es importante. Aunque debería ser la calidad más fácil de todas. Nos gusta escuchar comentarios positivos para aumentar nuestra confianza, pero también debemos aceptar comentarios negativos y constructivos. No te pongas a la defensiva con tu mentor ni pongas excusas. No es el fin del mundo. Escucha los comentarios, aprende del error y considéralo como una oportunidad para promover tu crecimiento profesional.

 

 

El respeto

 

El respeto debe ir en las dos direcciones. Esto significa presentarse a las reuniones preparadas y a tiempo. Están donando su tiempo para ayudarte, por lo que es importante que no te aproveches de ellos. Si se han ofrecido a estar disponibles por teléfono o correo electrónico, no exageres y ponte en contacto con ellos varias veces al día. Establece algunas reglas básicas sobre el contacto para saber cuánto tiempo están dispuestos a darte.

 

Fuente: Forbes

Sin comentarios aún

Publica un comentario

Comentario
Nombre
e-Mail
Sitio web